Condones-pizza: os tengo dicho que no os dejéis los bordes

Marina Malygina es una visionaria, una de esas personas con el don de acariciar la fibra sensible de la humanidad, de ver lo que en el interior de su pérfida alma y saber lo que realmente necesita. Pero ojo: también es capaz de llevarlo a cabo y de mostrárselo al mundo. Y tras mucho indagar en personas de todo tipo ha decidido aunar la pizza y el sexo en unos condones-pizza que además vienen en su hermosa caja de pizza.

Y atentos, que esto no es cualquier cosa: por primera vez en la historia nadie se podrá quejar de que las pizzas no vengan cortadas, y eso es un gran adelanto.

De momento no se sabe si los condones vienen con sabores (la cuatro quesos es todo un festival que prevé una noche muy larga) y si hay oferta de 2x1 si se recoge en el local o a domicilio. Porque quiero creer que tendrán un servicio a domicilio. Tengo toda mi fe puesta en ello.

Visto en Incredible Things

    

Esto sí es porcelana viva

Si uno se toma la molestia de contemplar toda la obra de la artista Ronit Baranga descubrirá que lo de añadir dedos y bocas a cualquier cosa es algo con lo que lleva obsesionada mucho tiempo. Quizás la parte de la obra más llamativa sea este conjunto de piezas de porcelana por ser lo más cotidiano y porque incluye miedos con los que todos nos sentimos identificados (decid lo que queráis pero nadie que vea una taza caminando permanecerá impasible, sobre todo si está intentando verter café en ella).

La obra, desde luego, es impactante y extrañamente perturbadora. Nunca un juego de tazas ha resultado más amenazador (excepto, quizá, en La Bella y La Bestia). Personalmente me ha llamado mucho la atención la fotografía de las dos tazas caminando sobre dedos (abajo), pero no porque sean más hermosas u originales que el resto, sino porque me han recordado vagamente a La Tentación de San Antonio de Dalí, aunque sería un Dalí después de haber pasado una tarde con mi tía y la Nespresso.

Sé que no se parecen, pero, hey, mi cerebro asocia imágenes y conceptos como le da la gana. De hecho, deberíais estar agradecidos de que no le haya sugerido algo pornográfico como es habitual.

Visto en The Laughing Squid

    

Saliva Scanner sabe si alguien ha escupido en tu comida

Los mejores restaurantes son aquellos que conocen las necesidades del cliente y actúan en consecuencia; no en vano tienen una hoja de reclamaciones a su disposición para que anoten en ella sus gustos y apetencias. Todos ellos forman a camareros capaces de transformar la supurante queja de un cliente en un hermoso escupitajo personalizado que hará las delicias de los más exigentes. Se preocupan por ellos.

Pero todo este trabajo se pierde en el anonimato, ya que parte de la magia de esos lugares es tener la duda de si has sido el afortunado al que han escupido en la comida. Sí, claro, frases como en la cárcel se come mejor, te tratan mejor y además te regalan tatuajes te hace ganar puntos, pero nunca puedes estar seguro.

Todo esto puede cambiar gracias a Saliva Scanner, un dispositivo que localiza los restos de saliva en la comida y te da argumentos para agradecer su labor a esos trabajadores que sólo desean que tengas lo que te mereces. Los creadores sólo necesitan un empujoncito de 85.000 dólares en Kickstarter para comercializarlo, un precio nimio comparado con la potencia del arma en cuestión.

Visto en The Über Review

    

CowArt, emoticonos hechos con vacas

Derek Klingenberg, granjero de Kansas, no ha encontrado mejor forma de expresar su amor por el trabajo que dibujando un smiley sonriente con su rebaño de vacas, ayudado de su furgoneta y de un dron que ha inmortalizado la efímera obra de arte.

🙂

Visto en Neatorama

    

Un tipo juega al Super Mario World con una flauta (y lo matan muchas veces, claro)

El tipo que podéis ver en la fotografía se hace llamar Wakou y sí, está tocando la flauta con la nariz. Pero no se planta ahí: mientras lo hace está usando un programa llamado Audio Pad que interpreta los sonidos de la flauta y los transforma en órdenes para el bueno de Super Mario, que se mueve hacia la derecha con un Fa, a la izquierda con un Re,... una tortura, vamos.

Para dejar constancia de este hecho Wakou ha preparado un vídeo en el que uno puede ser testigo de sus aptitudes para jugar al Super Mario con la nariz. Supongo que dentro de poco alguien compondrá la melodía idónea para pasarse todo el juego con la nariz, y en ese momento podremos decir que el ser humano ha llegado a so cota más alta de dignidad. A partir de ahí, nada será igual.

Visto en Kotaku

    
 1 2 3 4 ... 8 Siguiente

 

 

 

 



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal