Tortugas Ninja en su versión más cómoda y minimalista

Brad Moore es un tipo con agallas que sabe reducir los conceptos a su mínima expresión. Y además los transforma en sillas, que siempre es de agradecer.

Por supuesto, cualquier reunión que se lleve a cabo utilizando estas sillas deberá ser con pizzas de por medio, y si puede ser acerca de planes para salvar el mundo, mejor que mejor. Que sí, que siempre habrá un momento para abrazarse, llorar y comparar las listas de razones por las que suicidarse, pero lo de salvar el mundo es imprescindible. Da ambiente.

Visto en Comics Alliance

    

Navaja suiza con un elemento extraño

En su día pudimos ver una navaja suiza con más de 100 funciones no muy diferente a esta. La estética ha mejorado un poco y ha tomado forma de un arma más que de una herramienta, pero el resto sigue siendo igual: cuchillo de mantequilla, tijeras, espejo, destornillador,... con una excepción. Fijaos en la fotografía ampliada:

Sí: la navaja tiene una pistola del calibre 22 incorporada. En un mismo instante puedes cortar pan, descorchar el vino, atornillar una estantería y acribillar a alguien. ¿No es eso maravilloso? A veces pienso que la vida es demasiado generosa con nosotros.

Visto en Neatorama

    

Una partida simultánea de 974 personas queriendo ser Super Mario

En la última GamesCon de Alemania tuvo lugar un evento de carácter, digamos, experimental. 974 personas jugaron de forma simultánea a Super Mario, aunque cada una de ellos desde su propio ordenador. Las partidas fueron grabadas y ahora se puede ver el resultado conjunto de todas las variantes que dichas personas le dieron al juego.

A continuación tenéis el estremecedor vídeo con las partidas simultáneas. Es curioso que todos los jugadores intentaran pasarse el nivel lo más rápido posible en lugar de, no sé, quedarse quietos. Ninguno se quedó paralizado de terror por saber que estaba siendo grabado ni chocándose contra una tubería porque no encontraba el agujero. Curiosamente, son dos actividades en las que yo destaco por encima del resto. En la vida real, claro. En el juego soy más de los que se acercan a la pantalla para ver qué esconden esos píxeles del escote.

Visto en Oh Gizmo!

    

Maleta Travel Boy

En los viajes uno debe llevar lo imprescindible para la supervivencia en territorios extraños. Aunque sea un viaje de retorno. Nunca se sabe cuándo a un bibliotecario le va a dar por susurrar pasajes del Necronomicón y traer el caos al mundo. Así que es posible que cuando vuelvas a pisar tierra firme todo haya cambiado.

De ahí se deduce que lo más importante de cada vida está en el interior de dicha maleta. Así que creo que es obvio que cualquiera de nosotros llevaría la maleta Travel Boy. Porque aunque no llevásemos juegos dentro, podríamos hacer como si esa camiseta de cuadros fuera un cartucho de Donkey Kong e imaginar una partida sentados en medio de la desolación de un futuro postapocalíptico, gris, con cenizas lloviendo sobre nuestras cabezas y vendedoras de AVON desorientadas por la falta de puertas a las que llamar.

Visto en Technabob

    

Limpiaparabrisas manual

Hay que reconocer que la tecnología, con todas sus ventajas, nos hace cada día más vagos. Esto no es necesariamente malo (no hay nada heroico en sudar), pero a veces hay que pisar el freno, echar la vista atrás y preguntarse si ese novedoso mecanismo era realmente necesario.

Eso es lo que parecen haber hecho estos buenos muchachos:

Este sistema añade una nueva función al copiloto a sumar a la alimentación del conductor, el consumo de cigarrillos, los comentarios acerca del paisaje, la exageración inusitada de sus problemas personales para amenizar el trayecto y la muestra de fotografías de su teléfono móvil que el conductor no puede ver pero así y todo se ve obligado a comentar para que se calle.

Visto en WTF Microsiervos

    
 1 2 3 4 ... 13 Siguiente

 

 

 

 



Luke: Yo... No puedo creer... Yoda: Ya, por eso has fallado.
Episodio V. El Imperio Contraataca, 1980
NoPuedoCreer - Buscando desde 2005        QueLoVendan - Vendiendo desde 2010        Creative Commons    Aviso legal