Toallakini ¿estás preparada?

1
1201

Las modas ridículas siguen, implacablemente, forzándonos a cuestionar las virtudes de la especie humana.

Para este verano se viene la Towelkini. Esto viene a ser un bañador (no exactamente un bikini, a pesar del nombre), un vestido y una toalla. El vestido es de una belleza cuestionable, la toalla tapa demasiado para ponerse morena y el bañador, en fin, no me imagino a nadie entrando en el agua con esto y, mucho menos, saliendo para tumbarse en la arena con la tela completamente empapada.

A pesar de todo, es muy probable que el concepto triunfe por todo lo alto.

1 Comentario

  1. Si ridícula es palabra sinónima de inoperativa; inoperancia rancia es saber cómo se desenvuelven ellas con ésa.
    Me explico:
    Ansioso estoy, o ansiosa, por conocer si tras la toalla (aunque se aprecia a una de las modelos por su reverso) y bajo ella nada portan. Entonces si nada hay, no en sentido literal, qué bueno sería cuándo para mudarse o secarse a tomar broceado solar nos encontremos con su piel desnuda. ¿Pero cómo se la meten? Quiero decir, cómo la calzan. En fin, cómo se visten la misma…Y aunque lo imagino, no veo que tenga que portar nada bajo ellas.
    Posiblemente sea una neoforma para erradicar el burkini, al menos, aquí, en occidente.
    Voy más allá. ¿Qué accidente mental ha ocurrido para que las sociedades, muchas sociedades, especialmente las basadas en supersticiones religiosas, siempre se metan con las mujeres? Me surgen estas dudas:
    ¿Tan impotentes se ven, frente a ellas, los hombres, sus hombres, aunque sean los de sus gobiernos?
    ¿Qué temen, los machos de sus países, cómo para no reconocerlas que tras ellas se encuentra quién, en muchos casos ellas paren a sus hijos?
    Qué cojones… ¿no saben qué son el origen del mundo?
    Pero, aún a pesar de las dudas; lo más complejo y sigo pensando es que ellos las temen y de ahí que las sometan a la barbarie altomedieval recién nacida, de cuando antes de Bizancio; o de cuando el energúmeno Mahoma, fue promulgando una sarta de sandeces que, aún hoy, analizo algunas veces y me pregunto cómo nadie se atreve a eliminar en una contrarreforma mahometana para salvar la distancia a tanta salvajada.

    No tiren la toalla, a más de uno darle con una bien mojada, no suele dejar huella, pero jode cantidad, los podría hacer recapacitar…Ah, y al «inventor» de ésta tampoco le vendría mal una buena colleja, o dos.

    Salud:]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here