Solstice, el reloj cinético que se expande y se contrae

0
2

Los relojes clásicos se componen de muchos elementos móviles. Aparte de las manecillas, que podemos ver a simple vista, en su interior existen decenas de pequeñas piezas y engranajes que se mueven armónicamente para cumplir su cometido.

Pero el Solstice es especial. Es un reloj de pared en el que, además, se mueve la propia esfera del reloj.

Es un artefacto cinético que se va expandiendo y contrayendo a lo largo del día, para inspirar una visión del tiempo más relajada.

Cumple a la perfección con las dos funciones principales que se esperan de un reloj de pared: Que indique la hora y que sea agradable de contemplar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here