Play-Doh, edición Caca

2
455

El concepto no es nuevo. Jugar a realizar réplicas de truños con plastelina es de las primeras ideas que tienen los niños cuando entran en contacto con ese elemento (con la plastelina, no con la caca).

La novedad, en este caso, es que sea una multinacional del juguete como Play Doh la que oficialice un producto diseñado con el objetivo de acercar a los más pequeños al fascinante mundo de la mierda. Y es una decisión valiente y admirable; dadas las perspectivas de futuro que tienen las nuevas generaciones, contra cuanto antes se empiecen a familiarizar, mejor.

El kit Play-Doh Poop Troope Playset lleva moldes para diseñar cacas divertidas gracias a complementos como ojos, gafas, gorras, narices, bocas y orejas. Al más puro estilo Mr. Potato. Los colores disponibles: Azul y violeta (surrelismo al poder), naranja y, por supuesto marrón.

De momento el fabricante no se ha atrevido a cambiar el peculiar olor del Play Doh por un aroma más relacionado con esta versión del producto. Esperemos que lo apliquen en próximas ediciones.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here