Dulces con forma de tampón

0
1268

Es evidente que estos dulces están diseñados para agradar a los vampiros y, quizá, a licántropos u otras bestias de peculiares gustos gastronómicos, pero eso no quita que pueda ser un detalle simpático para regalar a cualquier amigo o familiar, siempre que no tenga muchos escrúpulos.

Es obra del pastelero Ohlala. Son unas galletas blandas rellenas de vainilla, moras rojas o mantequilla rosa, con un hilo de mora de color azul. Las sirve en cajas con ocho unidades, dos de las cuales aparecen extrañamente teñidas de rojo.

¿Una galletita?