El último proyecto de la artista Laurel Roth Hope hace un llamamiento a la defensa de la biodiversidad.

Ha creado, a ganchillo, disfraces que encajan perfectamente en el cuerpo de una paloma urbana. Lo peculiar es que la variedad de trajes creados representan las figuras de especies que ya se han extinguido.

La mayoría hace tiempo que desaparecieron de la faz del planeta, pero también tenemos el dedicado al mítico pájaro Dodo, que desapareció a finales del siglo XVII y se convirtió en paradigma de las especies aniquiladas por culpa de los seres ¿humanos?.

La buena, o mala noticia, según a quién preguntes, es que, precisamente, las palomas urbanas no parece que tengan que preocuparse por su supervivencia. Su presencia hegemónica en nuestras calles parece no tener fin.

Visto en ThisIsColossal

Visita nuestra tienda de regalos originales
No Puedo Creer... Que Lo Vendan