Biohacking con perro, salchicha y tecnología poco avanzada

0
236

biohacking-perro-salchicha

Intentar mejorar las capacidades biológicas de un perrito aplicando métodos de biohacking está muy bien. Al menos desde el punto de vista de un humano como el que presentamos aquí. El chaval se lo pasa de puta madre.

Ha diseñado un arnés con una estructura mecánica que coloca una salchicha colgando delante del perro. Con un control a distancia se puede variar la posición de la salchicha con la intención de conseguir que el animal camine en la dirección que el controlador le indique. Es una versión tecnificada del clásico método del burro y la zanahoria.

Como buen biohacker, el autor pone a disposición de la comunidad la documentación del proyecto.

Desde el punto de vista del perro, no está muy claro si el efecto es positivo o negativo. Esperemos que las técnicas de biohacking avancen lo suficiente para que el propio animal pueda emitir su opinión al respecto con una variedad de insultos razonable.