Un consejo sanitario para la gestión del botiquín familiar

4
790

Es muy recomendable llevar un control adecuado de lo que guardamos en el botiquín familiar. Principalmente es importante tener clara la fecha de caducidad de los fármacos, su función, y la posología que nos ha recetado el especialista.

Un truco sencillo y eficaz es anotar con bolígrafo en la propia caja toda esa información, justo en el momento en que adquirimos el producto.

Normalmente las medicinas llevan nombres crípticos imposibles de entender para el común de los mortales. Por ejemplo, mucha gente no sabe lo que significan palabras como «canesmed», «clotrimazol», «cutáneo» o «vaginal». En cambio, si anotamos «Picor chocho» todo queda muy, muy, muy claro. En esta imagen podemos ver un ejemplo.

crema-picor-chocho
Visto en Ciudad Jomagaro

4 Comentarios

  1. Yo siempre he pensado porqué los medicamentos tienen nombres tan raros, mejor si su nombre indicara para qué sirven, por ejemplo:
    para la diarrea: mierdafuera
    hongos en los pies: patatufosano
    mal aliento: hedionstop…

Comments are closed.