Libro-fiambrera, para comer en clase

0
263

libro-fiambrera

¿No puedes aguantar una hora de clase sin nada que llevarte al estómago?

Eso es un problema. Pero lo bueno de los problemas es que casi todos tienen una solución. Este también.

La solución pasa por conseguir un libro con un número de hojas en consonancia con el hambre que suelas tener. La regla es esta: cuanto más hambre tengas, más hojas ha de tener el libro.

Luego te has de fijar bien en la imagen adjunta y conseguir hacer un hueco en las hojas de forma que el libro se convierta en una práctica friambrera de camuflaje.

El siguiente paso es ir a la cocina, preparar unos espaguettis con mucho tomate, o cualquier estofado bien sabroso, llenar la friambrera y guardarla en la mochila esperando el momento de ser servida, discretamente, en tu pupitre.