Así que alguien en tu oficina apesta y no sabes cómo decírselo. Lee esto, anda

1
225

Te hago un favor 1

Kit tehagounfavorHermanos y hermanas, hoy hablaremos de la habituación.

La habituación es a la vez un aliado y un enemigo del ser humano, un fenómeno que nos ha acompañado siempre y que, dado su propio carácter, nunca somos conscientes de su existencia. En lugar de definirlo de forma correcta, voy a poner un ejemplo muy ilustrativo: la colonia. Cuando uno se baña en ella la huele, pero a los diez minutos ese olor desaparece de forma mágica. Pues bien, no. El olor permanece, pero nuestro cerebro, harto de avisarnos de que apestamos a Nenuco, pasa de enviar más señales olfativas y se dedica a la labor que trae de serie. O sea, a imaginar gente desnuda. Eso, a grandes rasgos, es la habituación.

Este fenómeno se da en el trabajo, claro, y muchas veces tendremos que pasar muchas horas al lado a alguien cuyo olor corporal nos transportará al cretácico. A no ser que seamos muy cabrones honestos, nunca diremos a esa persona que apesta tanto que el propio vinagre se metería los dedos para vomitar del asco. Está muy mal visto en la sociedad y a lo mejor nos llevamos un más que merecido guantazo.

Te hago un favor 2Por eso nace el proyecto Tehagounfavor. Siempre es más agradable regalarle a alguien un pack de accesorios de higiene y manuales acerca de la habituación.

Además, tiene una tarjeta personalizable donde podremos escribir el típico «mira, te lo tenía que decir y me daba corte porque es un asunto peliagudo, pero, no sé, ¿recuerdas cuando estábamos en tu coche, pusiste la banda sonora de Star Wars y llamaste al coche Halcón Milenario para hacerte el gracioso? Pues digamos que yo soy Han Solo; adivina quién eres tú.»

Esto funciona, gente. ¿Queréis saber por qué? Porque es un regalo. Y todo lo que sea gratis tiene un +5 a la simpatía. Cualquiera va a admitir que es una ciénaga con patas si con ello se lleva una caja de lo que sea a casa. Porque además vienen muchas cosas dentro, desde cosméticos hasta desodorantes pasando por consejos, y todo en plan serio y profesional para ganar otro +7 a la simpatía que es casi un +2 al cásate conmigo. De hecho, yo llevaría cuidado con esto. Tiene demasiado poder. Me parece menos arriesgado regalarle un anillo, la verdad.

Visto en Tehagounfavor

1 Comentario

  1. Bueno, como persona apestosa, he de decir en mi favor que no todos los que olemos podemos hacer nada para evitarlo.
    Yo me ducho dos veces al día (lo haría tres veces, pero en la oficina son unos ratas y no quieren poner una), y en los meses de verano no hay quien pare a mi lado. Da igual que me cambie entero todos los días, me eche desodorante a cubos y colonia con manguera. Sigo apestando.

    Soy consciente, mi perro es consciente-llora- y cualquiera que no sea Krilin es consciente.

    Lamentablemente la alternativa a sudar es quirúrgica, y tengo un amigo que sufría del mismo problema, y que tras salir del quirófano acabó bastante mal.

    Así que mi consejo para los apestosos del mundo es… ¡si ponéis todos los medios, que os importen tres coj1’s las miraditas y comentarios de los demás!

    PD: Gracias por intentarlo, La_Gusa. ¿Un abrazo?

Comments are closed.