Cabezones de Breaking Bad

0
237

heisen_pop_0 1Todos echamos de menos las aventuras de de Heisenberg y el bueno de Pinkman, y eso que McGill no está nada mal. Pero no es lo mismo.

Quizás llamar aventuras a los sucesos acaecidos en Breaking Bad sea demasiado amable, pero si profundizo más me voy a contaminar y voy a acabar viendo la serie de nuevo; y encerrarse una semana en casa sin tener contacto con el mundo real es hermoso y saludable, pero hay que buscar el momento adecuado para hacerlo.

Los cabezones de Heisenberg y Pinkman pueden sustituir esos arrebatos típicos de pues ahora me pongo la serie y adiós mundo. Verlos todos los días, saludarles, preguntarles en qué lío se han metido ahora y establecer algún tipo de rutina de relación muñeco-humano es recomendable si queremos evitar el efecto que os comentaba. Puede que desarrollemos algún tipo de trastorno disociativo y la realidad se torne banal, pero, hey, los muñecos son graciosos, ¿vale?

Además, la realidad está sobrevalorada.

breaking-bad-caravana-jesse-pinkman-p 1

Tienda de regalos originales