El Batcomedero para gatos de alma torturada

0
151

Reconozco que soy más del Batman bailongo que del profundo, quizás porque me parece más representativo de la gente que me rodea (lo sé, eso dice más de mí que de ellos). En cualquier caso, supongo que todos estaréis conmigo en que, puestos a elegir, más vale un gato bailongo que uno profundo, así que el debate se ha acabado antes de comenzar.

El Batcomedero para gatos de alma torturada pertenece, por desgracia, al Batman profundo, y probablemente haga que tu gato se identifique con él y acabe tirado por los tejados, maullando a la luna y entrenándose para llevar a cabo una venganza que no comparte ni su mayordomo, que en este caso también es su dueño.

Si estuviéramos hablando del otro Batman, del bueno, el de los colores y los bailes, el gato seguiría siendo un rufián escupepelos pero por lo menos te echarías unas risas con él. Está claro que convivir es sinónimo de soportar; intentemos hacerlo más ameno. Acabemos con los profundos. Ninguna persona que se tome en serio es buena compañía.

Visto en Neatorama