Unas cuantas postales navideñas imprescindibles

0
89

Según una encuesta que he hecho esta mañana de 09:00 a 12:30 y en la que han participado un total de siete personas que representan todos los espectros del ciudadano medio, el 30% de los encuestados admiten estar cansados de recibir postales navideñas, un porcentaje parecido se declara oficialmente harto de no recibirlas, un 10% mostraba claros símbolos de embriaguez y las dos restantes han respondido con una bailarina y un par de caras asustadas.

Estas pobres almas no saben lo que se pierden.

Las postales navideñas son toda una institución, el último bastión del horterismo más deleznable que ha sido capaz de crear la humanidad (y eso que compite en la misma liga que los cardados ochenteros), pero, por supuesto, también allí se encuentran joyas que estamos obligados a admirar. Aquí tenéis una pequeña muestra de postales navideñas de los dos siglos pasados cortesía de io9. En el enlace podréis encontrar más y estoy seguro de que el mundo está plagado de ellas porque mucha gente se merece recibirlas. Sí, soy del tipo pesimista-altruista; quiero que todo el mundo esté triste menos yo, aspiro a ser feliz por descarte, pensando siempre en los demás. Algo muy navideño, por cierto.



Visto en io9