BricoPotter: cómo hacer unas velas flotantes

1
501

Jen y John son un matrimonio bien avenido con una ligera obsesión por la saga de Harry Potter. Tanto es así que han decidido decorar el árbol de navidad tomando las aventuras del mago como tema principal. Y claro, las lechuzas eran fáciles de representar (o de comprar), pero a la hora de hacer las velas flotantes de Hogwarts llegó el drama.

Como explican en Epbot la solución fue más sencilla de lo que parecía en un principio (aprender magia y rituales para combatir la gravedad no es el mejor propósito navideño). Con unas cuantas velas artificiales pudieron dotar de luz al techo gracias a las nunca suficientemente valoradas pilas estándar. Unos cuantos cortes y manos de pintura después las velas estaban dispuestas a volar; para ello simplemente hicieron unos agujeros en el techo y colgaron las velas con sedal transparente. Y luego las miraron de lejos.

Lo sé, a mí la opción de aprender magia también me llama más, pero los sacrificios de aves de corral te dejan la casa hecha un asco; las plumas se te meten en el ombligo, se juntan con las pelusas y esa es una alianza que os aseguro no queréis sufrir.

Visto en Nerd Approved

1 Comentario

  1. Briconsejo: El sedal transparente refleja la luz y por lo tanto se ve mucho. Si queremos un hilo invisible, hay que usar uno que sea mate y de color negro; el que menos refleje la luz será el que menos se vea, y el más delgado será el que menos interceptará la luz que viene de detrás. Por lo tanto, hilo de algodón o nilón, negro y lo más delgado posible.

Comments are closed.