Esos horribles trajes navideños que no pueden faltar

1
142

El jersey navideño de Street Fighter fue toda una revelación de la que todavía me estoy reponiendo. Me temo que superar lo de hoy va a ser más difícil.

Los tres trajes navideños que podéis ver en la fotografía no se miden por su belleza sino por su nivel de hostiabilidad. El de la izquierda es el menos hostiable (de hecho, yo me lo pondría en un día tonto); el derecha es más hostiable simplemente porque parece un pijama, no un traje. Pero hay que hablar del restante, el del centro: ese es el de la paliza. Nadie que lleve ese traje aguantará más de tres horas vivo y lo peor es que morirá sabiendo que los que lo matan llevan razón; morirá siendo un resultado lógico e inevitable, así que morirá en paz.

Hay que decir que el modelo también contribuye al nivel de hostiabilidad del traje; es el típico tipo que guarda una bolsa de guisantes congelados en su nevera «por si acaso». Y si le preguntas la razón te recalcará el «por si acaso». Muy hostiable.

Visto en Geekologie

1 Comentario

  1. Los tres son igualmente hostiables, apalizables, atables, amordazables, torturables, rapables (corte de pelo estilo militar) y por supuesto, violables.

    Lo que falta en todos estos trajes, son las imprescindibles bolas de navidad. Con un par sería suficiente.

    El chiste del mes:
    -¿En qué se parecen un cura y un árbol de navidad?
    -En que (al menos en teoría), en ambos casos las bolas son de adorno.

Comments are closed.