Correa canina facehugger

2
235

Ningún perro te va a agradecer que le coloques un parásito capaz de incubarle un alien, pero como lo único que puede hacer al respecto es mover la cola en señal de disconformidad y siempre puedes ignorar ese símbolo o interpretarlo como un le encanta, en realidad el perro está condenado.

El facehugger se abraza al perro mediante velcro. Y en este punto me voy a detener: son alienígenas. Tienen, por tanto, tecnología alienígena. Y usan velcro. ¿Por qué? Porque es una maravilla. Porque las zapatillas con velcro nunca debieron desaparecer del mercado dejándonos a merced de las malditas cuerdas que hay que atar en posición fetal mientras la sangre se agolpa en la cabeza, y si ese gesto te pilla con un cigarrillo en la boca prepárate para sufrir la mayor tortura desde el spinning. Teníamos algo hermoso, gente, y lo hemos roto de nuevo, sí, lo hemos vapuleado, insultado, marginado y vilipendiado hasta convertirlo en algo degradante y miserable. Asco de raza, asco de mundo.

Y sí, la correa me gusta y si tuviera perro le compraba siete, ¿estamos? Pues vale.

Visto en Geek Tyrant

2 Comentarios

  1. Nah, no me preocuparía tanto porque le pueda incubar un alien como por lo deningrante que es que un facehugger le use como montura.

    Antes, Orcos jinetes de Huargo.

    Ahora, Facehugger jinetes de Perro.

    El perro corre a lamerte, y mientras, el jinete te salta al rostro y te da tu ración de… eh… «sesso» oral.

Comments are closed.