Cortina de ducha cervecera

0
416

La cortina de ducha cervecera es el complemento perfecto de nuestro afamado gel de ducha de cerveza-que-no-es-de-cerveza-pero-mola-pensar-que-sí. Ambos dependen de la situación emocional de cada uno y del control de sugestión, pero si somos lo suficientemente prácticos podremos ducharnos y salir limpios y borrachos (una combinación de otro modo imposible de conseguir), ahorrándonos el gesto de beber y la consecuente resaca.

Porque, seamos honestos, rodearse de cerveza para sugestionarse y emborracharse está muy bien, pero sugestionarse una resaca es de idiotas. A no ser que te guste ser el 30% de la persona que normalmente eres, algo que, bien pensado, puede ser útil en algún evento social al que tengas que asistir pero quieras pasar desapercibido incluso para ti mismo.

La resaca es un poco eso: hacer el ninja contra ti mismo. El cerebro te lanza bombas de humo, desaparece, vuelve, da un salto, desaparece de nuevo, te da un corte en la espalda, se mete entre los árboles,… al final sabes que algo ha sucedido y no puedes decir qué es ni si ha sido bueno o malo; has estado demasiado ocupado siguiéndote la pista como para darte cuenta.

Tienda QueLoVendan