Mesa de conferencias vikinga. ¡A saquear!

1
127

Un buen saqueo de aldeas con decenas de muertes, mutilados, violaciones y demás celebraciones de la vida no se improvisa así como así. Se requiere un plan. Y para planear hace falta una mesa; una larga y preferentemente incómoda que obligue a los reunidos a pensar algo bueno e ingenioso para salir de allí lo antes posible.

Una vez se concibe la estrategia, los tipos se pueden relajar, quitarse el traje, ponerse las armaduras (o no, según lo emocionados que estén) y arrasar unas cuantas localizaciones para celebrar que han podido concebir una estrategia para arrasar otras. Y ese es su día a día.

Está claro que, dado su historial, todas las empresas grandes deben de tener unas cuantas de estas (sobre todo las energéticas) porque su día a día se me antoja bastante parecido a lo descrito.

Visto en Neatorama

1 Comentario

  1. Lo malo de la mesa, es que si no incluye cráneos de enemigos (en este caso, de la competencia empresarial) no está completa.

    ¿Sabéis al precio al que van los cráneos de empresario?

    ¡Una vergüenza, os lo digo yo! ¡Ni si los compras en pack de tres!

Comments are closed.