Justo lo que necesitaba: bolsa de almuerzo para simular que comes órganos humanos

0
86

Formo parte de una pequeña élite de tipos tristes y miserables que almuerzan un plátano porque 1) no me da tiempo a preparar otra cosa, y 2) no tengo la habilidad requerida para preparar otra cosa. Así están las cosas.

Por otra parte, y contradiciendo a todos los nutricionistas del mundo, el almuerzo es una comida muy rara. No se sabe exactamente cuándo tiene que ser ni qué derechos te proporciona. La comida te da una siesta y la cena un par de copas; lo único que haces después de almorzar es seguir trabajando, que, vale, puede considerarse un derecho, pero comparte casilla con obligación y sobre todo con menudo coñazo, según el trabajo y el trabajador. El caso es que al final yo me como el plátano sin hambre, a cualquier hora, y mientras hago un encogimiento de hombros que viene a significar esto se hace así y ahora, ¿no?

Los que no pertenecéis a mi grupo y elaboráis almuerzos tenéis que transportarlos de alguna forma. Es muy triste usar una bolsa de plástico de un supermercado porque la comida se transparenta y tus compañeros pueden invadir tu intimidad alimentaria con comentarios sarnosos, sobre todo cuando las formas de la bolsa dejan entrever gambones. Y eso hay que evitarlo.

La bolsa de comida que podéis ver hace que todo el mundo piense que vas a almorzar unos cuantos órganos conseguidos en el mercado negro. Eso está muy bien porque 1) te otorga un aura de cierto nivel económico, ya que los órganos humanos no son baratos aunque los compres al peso, y 2) te otorga un aura adicional de tipo que come órganos humanos un martes por la mañana con la que está cayendo, o sea, un tipo realmente duro.

Visto en Foolish Gadgets