Desayuna en el tejado. Porque un buen café merece una buena caída

1
119

El desayuno es la comida más importante del día porque es la única que incluye el café y el cigarrillo. Los expertos nutricionistas están de acuerdo, pero no lo dicen con las mismas palabras (hay que leer entre líneas).

También se suele hacer en pijama para convencer a tu cerebro de que todavía estás durmiendo. Hay que recordar que el cerebro es siete veces más estúpido que el cuerpo en el que habita porque, al fin y al cabo, ha decidido habitarlo. Con este sencillo método puedes soñar que comes, que es uno de los sueños más humildes y maravillosos que uno puede tener aunque a veces despierte y se descubra chupándose el dedo, el casco de Darth Vader, unos dados de rol o un libro de Palahniuk (sí, he hecho una descripción de mi mesita de noche porque asumo que todo el mundo tiene la misma).

El caso es que la interiorista (exteriorista en este caso) Aine Bunikyte cree que desayunar puede ser una experiencia todavía mejor si se hace al aire libre, sobre un tejado y jugándote la vida. Y posiblemente lleve razón.

Su sistema para desayunar en los tejados es arriesgado y sólo recomendable para gente que desayune sentada (yo lo hago de pie y caminando porque… la verdad es que no sé por qué lo hago). Como siempre, podéis ver más sugerencias de diseños extraños en el post de Habitissimo para hacer de vuestra casa algo con lo que la gente diga «oh!» en lugar de «puaj!», que es lo más habitual. Por lo menos en mi caso.

Visto en Habitissimo gracias a Rouse

1 Comentario

Comments are closed.