Instalan un peso en los asientos de las paradas de autobús de Moscú

0
85

Las autoridades de Moscú parecen estar realmente preocupadas por el sobrepeso de los moscovitas, aunque no es una ciudad, que yo sepa, cuyo índice de obesidad sea destacable. Como medida sutil (sutil a lo ruso, ya sabéis) han convertido los asientos de las paradas de autobuses en pesos. El objetivo: hacer consciente a la población de que debería quitarse «esos kilos de más.»

Sí: una persona que se siente a esperar el autobús verá su peso directamente en la pantalla y será libre de obsesionarse y acudir al gimnasio más cercano. Gimnasio que, junto a otros, será el que pague la instalación del sistema de peso en las paradas de autobuses y, además, podrá poner algo de publicidad justo debajo de la pantalla. Un círculo perfecto, que se diría.

Visto en Neatorama