Y ahora, un par de ordenadores steampunk

1
268

La maravilla que podéis ver sobre estas líneas es obra de Charles Babbage y Ada Lovelace, y su problema radica precisamente en eso: es demasiado hermoso como para ser manipulado. Está muy bien para tenerlo en un altar, rendirle culto y sacrificarle alguna virgen, pero sinceramente no me veo viendo porno en él. No estaría cómodo. Sería como quedar con Angelina Jolie para enseñarle tu colección de cromos de la liga del 81-82.

Por otra parte, tenemos el portátil de un tal Zackary, mucho más manipulable pero no menos impresionante. Además, le ha añadido detalles como engranajes en movimiento y todo tipo de accesorios que lo convierten en una pequeña joya que no para de hacer cosas sin un sentido claro (eso no significa que no se cuelgue, que también tiene pinta de ser un cacharro a pilas).

Me gusta mucho lo de la llave y, curiosamente, todos los ordenadores steampunk llevan una o varias. Está muy bien porque en el subconsciente colectivo todo lo que lleva llave es valioso; precisamente por eso los diarios de Winnie The Pooh traen una.

Visto en io9

1 Comentario

  1. Solo un detalle, el escritorio de la primera imagen no es obra de Charles Babbage y Ada Lovelace, sino un homenaje a ellos, creadores de una especie de ordenador llamado Analytical Machine en 1837.

    La versión actual que aparece en la foto es de Datamancer (Richard Nagy) un artista dedicado al steampunk que murió el año pasado.

Comments are closed.