Siempre, siempre hay que esconder bien las armas para que los niños no las encuentren. Los dildos también cuentan

1
374

Todo aquel que tenga armas en casa sabe que hay que esconderlas muy bien para que los niños no den con ellas. Sobre todo porque el potencial destructor de un niño es lo suficientemente alto como para hacer desaparecer cualquier objeto en cuestión de segundos; si además los equipamos estaremos poniendo el futuro del mundo en juego. Y el mundo tiene que aguantar por lo menos hasta que alguien tenga la brillante idea de pasar el Silmarillion al cine (sólo espero que ese alguien sea Woody Allen o Mel Brooks).

A continuación, un vídeo de Evolve que demuestra los peligros que conlleva dejar las armas al alcance de los niños. Hay fiereza en sus ojos.

Visto en Geekologie

1 Comentario

Comments are closed.