Unificando el verano: la colchoneta cucaracha

0
173

Dos cosas representan el verano a la perfección: las cucarachas y las colchonetas. No sabemos cómo enfoca el verano Yuan Meixia, aquella señora que guardaba 100.000 cucarachas en su casa, pero seguro que la fotografía que encabeza el post le da más de una idea.

Lo bueno de esta colchoneta es que no hace crunch cuando te subes a ella. Las cucarachas, que son bichos muy desagradecidos, tienen la maldita costumbre de hacer crunch cuando decides ponerles el pie encima con el mero objeto de usarlas como medio de transporte, que, vale, es un poco humillante, pero la evolución habla a nuestro favor. No es sometimiento, es cooperación.

La colchoneta cucaracha no hace crunch; hace fropi-fropi o karg?, según tu nivel de humedad y lo arrugadas que estén tus manos. Ante un holocausto nuclear es posible que refugiarse bajo ella te proteja y te permita sobrevivir (no está del todo comprobado, pero siempre es una opción). Lo malo es el futuro que te aguardaría después: un superviviente en un mundo de cucarachas armado con una colchoneta.

El único que podría crear una historia interesante al respecto sería Alan Moore, y todos sabemos que el tipo también sobreviviría al holocausto nuclear sólo para comprobar que a nadie se le ocurre coger uno de sus cómics y destrozarlo* en la gran pantalla. Y lleva toda la razón, oiga.

*Exceptuamos Watchmen, que es una adaptación bastante digna. El resto es un asco.

Visto en Oh Gizmo!