Oh, sí: pinchitos zombis

2
151

Hay dos formas de convertir una comida en algo repugnante: la primera es ser un discapacitado culinario al que las recetas se le aparecen como grimorios de alquimia ininteligibles. Ese es mi caso y hay que evitarlo en la medida de lo posible por el bien común.

La segunda forma pasa por adquirir este set de pinchitos zombis. Vale que unas albóndigas, en sí mismas, no son el colmo de la belleza, pero definitivamente adquieren otro carácter con zombis surgiendo de ellas. Porque, de alguna forma, sabes que estás comiendo terreno sagrado y, además, una vez hayas acabado con ellas te darás cuenta de que tu estómago acaba de recibir un par de piernas. Y eso desconcierta hasta a los estómagos más duros, aquellos que han digerido pizza-kebabs como si fueran ensaladas.

Visto en Like Cool

2 Comentarios

    • Un comando de monos voladores ha salido en su busca. Esperamos que vuelvan pronto con un cargamento.

Comments are closed.