Reflectores para ciclistas con prisa

2
247

Tener unas bandas reflectantes con forma de rayo requiere una responsabilidad acorde a ese poder. Está claro que con ellas vas a poder pedalear más rápido (a la velocidad del rayo, para ser más concretos); eso no significa que te puedas saltar las normas de circulación.

Sí, vale: vas a llegar de un semáforo a otro en milésimas de segundo y sí, vale; te vas a despeinar. Pero hay que considerar que la cesta de la compra tiene que luchar contra esa velocidad y es posible que vayas regalando naranjas y huevos por el camino. Principalmente naranjas, porque los cítricos y la velocidad tienen una relación muy rara (lanzar limones está bien, pero con el resto la cosa no funciona).

También te vas a cansar mucho, todo hay que decirlo. Las piernas son muy influenciables: si les colocas un rayo en el tobillo se emocionan y pedalean como energúmenas, son muy de los ochenta. Así que vas a llegar rápido a tu destino, pero el olor a fricción va a jugar en tu contra. Tenlo en cuenta, anda, que a nadie le apetece tomarse un café con un tipo que se acaba de friccionar a lo loco. Y, por supuesto, no presumas de ello.

2 Comentarios

Comments are closed.