Chubasquero canino con capucha ajustable

0
287

La tensión se dispara en el hogar cuando la mascota decide salir bajo la lluvia. A su vuelta se encuentra a todos sus dueños toalla en mano preparados para la caza. Es en ese momento cuando lanza uno de los ataques más temibles del mundo animal, un combo con un radio de acción de tres metros del cual es muy difícil salir bien parado.

Ese ataque se basa en el estremecimiento de todo su cuerpo, secándolo al instante y lanzando gotas de agua a su alrededor a una velocidad cercana a la del sonido (a la del sonido de las palabras que emiten las víctimas del ataque, que normalmente es tatequietojoputa). Los que han sido testigos y han podido vivir para contarlo aseguran que lo peor no es el ataque en sí, sino la cara del perro al usarlo: una mezcla de placer y odio hacia todo ser vivo.

El Chubasquero Canino con Capucha puede reducir la frecuencia de esos ataques, ya que cubre buena parte del can. La capucha se puede ajustar según el volumen de lluvia (a veces es mejor que le caigan unas gotas sólo para ver la cara que pone). Eso sí: de la venganza no se libra nadie y con que le toquen un par de gotas, sabemos que en cualquier momento puede lanzar el combo y acabar con nuestras miserables vidas. O por lo menos con la moqueta.

Visto en Book of Joe