Almohada de viaje

3
133

La señora de la fotografía provoca muchas envidias. Para empezar, está durmiendo plácidamente mientras viaja, lo cual ya es raro, y además no babea mientras lo hace, algo que a mí se me antoja imposible. Si bien parece una ventana de una casa cualquiera, el propósito de la Window Travel Pillow es que se utilice contra las ventanas de trenes o autobuses.

El problema, como siempre, radica en la vibración del cristal. En principio debería ser un efecto adormecedor, pero algunos baches pueden conseguir que nos mordamos la lengua y muramos asfixiados o que se nos salte una muela, lo que hace el viaje un poco más incómodo. Pero es algo con lo que tenemos que lidiar hasta que la teletransportación por cabina telefónica se instale definitivamente.

La Window Travel Pillow es, como habréis podido adivinar, un cojín con una ventosa. O sea, que no es un invento de vanguardia. Pero como las ventosas están infravaloradas en la sociedad (por aquello de no poder resistir peso) me parece una oportunidad maravillosa para hacer una apología de ellas y volver a situarlas en el lugar que merecen: el más alto dentro de la categoría de Cosas que Deberían Pegar y no Pegan. El chicle para pósters iría en el segundo puesto, claro.

Visto en Like Cool

3 Comentarios

Comments are closed.