Un Risk que también sirve como mesa (cuestión de prioridades)

0
485

Los debates que se forman alrededor de una mesa acaban siendo acalorados y, además, no van a ninguna parte. Básicamente porque no hay nadie dispuesto a ceder ni, realmente, a debatir. Al final es una simple exposición de argumentos que se defienden a capa y espada y que no admiten réplica. Un intercambio de información.

Por eso esta mesa es maravillosa: cuando el debate llegue a su punto álgido y todos los integrantes se cierren en banda, uno de ellos podrá quitar el tapete de la mesa en un gesto dramático (arrasando con las tazas y los ceniceros para añadir más énfasis) y solucionar el tema con una partida al Risk. O, dependiendo del tema del debate, al Strip Risk, que es bastante más ameno y los soldados tienen una participación más activa.

Visto en This is why I’m broke