Carne de dragón en lata

4
457

Como todos sabemos, la carne de dragón otorga poderes a todo aquel que la prueba. El primer poder es el de la admiración de sus congéneres y el resto, bueno, son un poco secundarios: vida eterna, voz de tenor y fuerza extrema (algo tendrás que hacer durante la vida eterna y derrumbar edificios mientras se canta es un buen ejercicio para mantenerse en forma).

Esos poderes también te los da la terrible pizza-kebab (más o menos), aunque según los parámetros sociales está mejor visto comer dragón porque lo otro es un engendro salido del más insondable de los abismos, una bestia invocada y atada a este mundo para perpetrar el mal, la oscuridad y, de paso, el colesterol.

Mi nutricionista, que si de algo sabe es de fontanería, asegura que para compensar las consecuencias intestinales de la carne de dragón es aconsejable mezclarla con carne de unicornio por aquello del bífidus activo. También dice que el goteo de los calentadores de agua es normal; tienen que liberar la presión. El estrés y eso. Tenedlo en cuenta.

4 Comentarios

  1. No puedo creer que la gente siga creando productos tan ficticios, lo peor de ello no son los pseudo-comerciantes que los crean, sino los compradores que se dejan engañar y consumen estas mentiras.

    • Joe, pues yo hasta que llegué al «Gonzalez» también pensaba que tu nombre era ficticio.

      ¡AHORA estoy seguro de que lo es!

      ¡González siempre lleva tilde!

      ¡Te he descubierto, impostora!

Comments are closed.