Que la campanilla de tu negocio sea una guitarra

2
247

De acuerdo: colocar un dispositivo sonoro en las puertas de los negocios para saber cuándo entra un cliente es comprensible, pero dista mucho de ser agradable. A efectos emocionales es como si uno activara una trampa del templo sagrado y una bola gigante se lanzara sobre el cliente o una docena de flechas se dispararan desde las paredes. Hay una fracción de segundo (quizás algo más) en la que toda la tienda se gira hacia ti, te juzga y te ves obligado a comprobar la bragueta, las comisuras de los labios, las legañas y el orden de los siete pelos que te quedan en la cabeza.

Esto es innecesario y hay que acabar con ello.

Lo ideal sería poner una bomba en cada establecimiento que tenga uno, pero eso requiere comprar un castillo para urdir el plan, hacer un presupuesto, pedir subvenciones, planificación,… da pereza. Así que podemos usar la técnica de la distracción: si la campanilla es más relevante que el cliente se desvía la atención hacia ella. Y eso es lo que consigue esta guitarra-campanilla (por llamarla de alguna forma). Es artesanal, cualquiera puede hacerla y, desde luego, cada vez que suene el rasgueo de la guitarra todos los clientes mirarán a la guitarra y no al tipo que entra. Y eso se agradece, la verdad.

En el vídeo tenéis una serie de instrucciones para construirla. Si preferís la opción del castillo sólo tenéis que avisar, abrimos una cuenta y empezamos a ahorrar. Tranquilos: yo gestiono los ahorros, que se me da muy bien.

Visto en Geekologie

2 Comentarios

Comments are closed.