Tu sofá puede ser el Trono de Hierro. O seguir siendo un vil sofá, por supuesto

4
187

Unas semanas atrás descubrimos que se podía transformar una silla de oficina en el mismísimo Trono de Hierro. Pero tristemente no pudimos localizar al vendedor (básicamente porque no hay), así que la alegría se tornó tristeza, rabia, frustración y finalmente masturbación (sólo en algunos casos y estrictamente para acabar con la frustración; no hubo placer implicado).

Esta funda de sofá intenta compensar ese mal sabor de boca. Quiero hacer énfasis en la palabra intenta porque no estoy muy seguro de que lo consiga. Tampoco está a la venta (en serio, hay que solucionar esta carencia de tronos en el mundo), pero en Nerd by Night hay una serie de instrucciones precisas para que cada uno se haga el suyo.

Sé que no es lo mismo comprar que construir y que puede dar pereza; siempre existe la opción de encargar un trabajo personalizado al tapicero, aunque sólo sea por ver su reacción. Yo ahora mismo no tengo sofá porque he dejado de comer palomitas de maíz y no tiene mucho sentido tener una cosa sin la otra, pero aquellos que sigan con esa maravillosa costumbre tienen que saber que hay opciones. Todavía hay esperanza, muchachos.

Visto en Nerd Approved

4 Comentarios

  1. Que ingenio de persona quien alla realizado esta genialidad y de verdad es una lastima que no este a la venta ya que muchas personas nos sentiriamos complacidas al poder comprar nuestro propio trono para nuestro hogar y sentirnos reyes, tan solo por unos minutos mientras descansemos en el.E n fin creo que prefiero seguir las instrucciones y hacer yo misma mi propio trono personalisado.

  2. Hola, antes que nada me parece interesante su blog y me llamo la atención a partir del título.
    Debo de confesar que desconozco lo que es el Trono de Hierro, pero he visto a muchos amigos fotografiados sentados en él (en sus facebooks).
    Existe gente como yo, que desconoce esas cosas y otras como ustedes que desean tener un trono, puede ser un buen negocio.
    Bueno, espero puedan conseguir uno, o varios para que satisfagan esa cosquilla.

  3. La idea la seguimos comprando: «poder» bendito, destructivo y asqueroso «poder», sigue latente la superioridad y la avaricia en el ser humano., y la humanidad, en decadencia. Es sorprendente que con una idea tan barata, nuestra mente viaje tan lejos, en fin, es lógica la reacción a tan grandioso privilegio, «yo que daría, por un mundo nuevo», así diría la canción. Mas sin en cambio yo pediría uno de esos, para seguir siendo el rey del reino del revés, donde todo es fantacia y la prima avaricia, se queda en la esquina sin mirar a quien.

  4. Hola saludos, a mi parecer todos podemos crear nuestro propio sillón de hierro, ya sea comprado, creado o modificado. Mientras estemos cómodos en el y sentir el placer de estar en dicho lugar de reposo después de un día de arduo trabajo,
    Se vuelve nuestro sillón de hierro puesto que toma la forma del cuerpo que permanece en el por periodos extensos, haciendo para quien lo ocupa un lugar de placentera comodidad y descanso.

Comments are closed.