Pon un tornillo feliz en tu vida

1
205

La vida de un tornillo parece triste. Y, ciertamente, lo es. Puede que al principio surja flamante de la caja de herramientas, dispuesto a darlo todo y mantener la estantería en su sitio pase lo que pase, pero con el tiempo su ánimo se desgasta. Quizás por ver a sus compañeros de estantería fallar en sus funciones, o simplemente descubrir que una vez se saca un tornillo ya no se le vuelve a usar para otra cosa; se le descarta sin pensarlo dos veces y ni siquiera recibe un agradecimiento. Esta sensación de melancolía (que forma parte de su propia condición) es lo que en Psicología de Objetos Inertes se conoce como Síndrome del hastío irrefrenable de la existencia tornillesca. Y sí: es muy común.

La gente del Studio Yumakano es consciente de este síndrome y ha decidido ponerle fin mediante la creación de un tornillo feliz. El tornillo feliz se diferencia mucho de sus congéneres porque su condición parte de la estupidez y la inconsciencia: es tan sumamente feliz que no le importa lo que ocurra a su alrededor. Ha sido creado para sufrir de felicidad en todas las situaciones, en todas las épocas; no se cuestiona nada ni pretende nada más que su propia felicidad, que él mismo se otorga por el mero hecho de existir.

En el vídeo podréis ver la diferencia entre la vida de un tornillo estándar y la de un tornillo feliz. La verdad es que hay gente que simplemente nace con suerte.

Visto en Studio Yumakano gracias a M.Cruz

1 Comentario

Comments are closed.