10 días compartiendo piso en una rueda de hámster

2
164

Ward Shelley y Alex Schweder estuvieron viviendo en una especie de rueda de hámster gigante durante la primera semana de marzo. La instalación, llamada In Orbit, propone un espacio más o menos habitable de 19 metros cuadrados. Por la propia estructura de la rueda, los dos habitantes deben ser más o menos solidarios y tener un ritmo vital similar: cuando uno desea dormir y empieza a girar la rueda hacia su cama, el otro debe apoyar la decisión y girar para, a su vez, dar con su propia cama y dejarse llevar por el sueño.

Algo parecido sucede con las necesidades fisiológicas (hay un retrete químico) y el lugar cuenta con nevera, microondas y cocina, así como un pequeño armario para cambiarse de ropa. Por el momento no hay ducha, pero todo se andará.

In Orbit ha tenido una repercusión notable, lo que no sé si es bueno o malo; como algún arquitecto haya tomado nota y lo proponga a algún ayuntamiento bajo de fondos en menos de veinte años habremos adoptado el término «compañero de piso giratorio». Y si no, al tiempo.

Visto en Design Boom

2 Comentarios

    • Tienen un retrete químico, pero yo tampoco he podido dar con él. Me temo que al final va a estar en el mueble del fregadero.

Comments are closed.