Ah, sí, la broma de despertar a un tipo catapultándolo 150 metros hacia el cielo. Un clásico…

4
112

Es curioso, pero mientras establecía las etiquetas de este post (dormir, bromas, japoneses) sentía que no necesitaba decir más. Son palabras que una vez aparecen unidas dejan entrever lo que va a suceder a continuación. O, para ser más exactos, que lo que va a suceder a continuación va a ser épico.

La preparación de la broma es más o menos así: a Toshiaki Kasuga lo convencen para dormir en una cabaña; de alguna forma se las ingenian para atarlo mientras duerme, así como de preparar todo en un lapso muy corto de tiempo (mucho se ha comentado al respecto, pero parece que Toshiaki cayó como un tronco gracias a nuestro siempre eficiente amigo el alcohol). Una vez estuvo todo preparado, comenzó la cuenta atrás:

Visto en Design TAXI

4 Comentarios

Comments are closed.