Imprescindible: gafas de hielo

1
209

Supongo que «gafas recubiertas de hielo» sería algo más cercano a la realidad, pero poco importa el nombre que le demos.

El caso es que en algún momento de su existencia, el japonés Baku Maeda miró a su alrededor y pensó «hey, a este mundo, no sé, como que le falta algo, ¿no?». Y ese fue el principio de las gafas de hielo.

No hay una utilidad establecida para ellas, aunque a mí me gusta imaginar a alguien que las lleva puestas mientras cocina, abre el horno para ver cómo está el pollo, se olvida de apartar la cabeza y se queda sin gafas.

Para hacer que ese momento sea realmente digno y pase a los anales de la historia uno se tiene que dejar el bigote de Maeda y acariciárselo mientras se pregunta qué ha sucedido. Si se tiene a mano un bocadillo de pensamiento con tres puntos suspensivos en su interior también sería conveniente usarlo para dar mayor énfasis a la tragedia.

Visto en Laughing Squid

1 Comentario

  1. Supongo que estas gafas se basarán en usar el coeficiente de refracción del hielo para crear una lente económica, lo cual no es mala idea, la verdad. Aunque dada la uniformidad del hielo, llevar estas gafas deben causar un mareo considerable.

    Saludines

Comments are closed.