Por fin: ya puedes atrancar cualquier puerta

0
59

El Portable Door Jammer está pensado para aquellos que llegan a una habitación, la sienten como suya y necesitan encerrarse en ella y no volver a salir jamás. También debería tenerse muy en cuenta para hoteles con las mismas medidas de seguridad que un caballero templario en una zona de pruebas atómicas.

El funcionamiento es tan sencillo como enroscar antes de que alguien intente abrir la puerta y preguntarte qué estás haciendo. En ese momento también se puede convertir en un arma o en un barómetro, dependiendo de tu capacidad para improvisar respuestas inverosímiles en situaciones límite.

Los que compartan piso y sean especialmente celosos de sus idas y venidas sexuales pueden sustituir el clásico calcetín del picaporte por el Jammer, aunque la verdad es que le quita encanto a todo el asunto.

Visto en Oh Gizmo!