Esqueleto recortable a tamaño real

5
1892

Mi vida no estará completada hasta que consiga un esqueleto a tamaño real para poner en mi casa. Se llamará Lauren y será cínico y elegante, no carente de cierta empatía y hará uso de frases tan lapidarias que no podrán provocar menos que carcajadas. En ocasiones, sólo por enfurecerle, le pondré complementos: sombreros, cigarrillos, un ukelele,… las discusiones serán terribles, claro, porque nunca estará de acuerdo con mis decisiones y me animará a hacer cosas de las que luego me arrepentiré y dirá aquello de «ahora ya puedes contar que lo has hecho». Y llevará razón, claro, pero no deja de ser un maldito esqueleto. Y chasqueará los dientes y se tomará un whisky para desayunar y nos reiremos cuando le salga por las costillas.

El caso es que entre mis ambiciones laborales no está la de profanador de tumbas, la de médico ni la de dueño de un antro heavy, así que supongo que la mejor opción, o por lo menos la más barata, es hacerme con un esqueleto de cartón que pueda montar en casa, siempre y cuando recuerde dónde va cada hueso. Aunque quizás sea mejor no recordarlo y hacerlo por instinto; el Lauren resultante sería harto más interesante.

Visto en Who killed Bambi?

5 Comentarios

    • you pense que hiba a ser como los iphone gratis que siempre estaban repartiendo. Resulta ser que este esqueleto hay que comprarlo…
      En que mundo vivimos donde podemos conseguir iphone gratis pero hay que pagar por un esqueleto :/

  1. Solo vengo a decir que el primer párrafo de esta entrada define completamente la vida que he llevado junto al Dr. Wierevicz estos últimos seis años. La única diferencia es que él está formado por plástico y metal porque fue adquirido en una web de reproducciones anatómicas.

Comments are closed.