Se acabó: ya no hay monstruos debajo de la cama. Ahora le toca a los floreros

1
534

Todos hemos hecho caso omiso de la «sugerencia» materna de no comer en la cama y hemos sufrido las consecuencias: migajas torturándonos en plena madrugada, sospechosas manchas de salsa en el pijama y despertar al amanecer chupando los restos de chocolate de la almohada. A pesar de sus peinados, algunas madres saben lo que dicen.

Pero no hay ley que diga que no se pueda comer debajo de la cama. Así que las Mobile Beds de Espace Loggia, que se suben durante el día para ahorrar espacio y habilitar una mesa, son un producto que toda madre aprobará. De hecho, te obliga a recoger la mesa después de comer o no podrás bajar la cama sin provocar una masacre entre la población de floreros y centros de mesa.

Parece que su único defecto es que no se puede dormir cuando la cama está arriba porque no soporta el peso. No es que sea algo estrictamente necesario, pero siempre está bien tener la opción por si queremos revivir la época en la que éramos primates y nos daba miedo caer del árbol. Ah, qué tiempos aquellos…

Visto en Geekologie

1 Comentario

Comments are closed.