Guante de boxeo anti-ronquidos

0
136

El tema de los ronquidos es complicado: por una parte el roncador no es culpable directo de lo que sucede, ya que no es consciente, pero sí es el propietario del cuerpo que decide arruinarte la noche. Para no sentirnos culpables debemos combatir al cuerpo y no a la mente del susodicho. Lo ideal sería salir de nuestro propio cuerpo y hacer que ambos cuerpos-contenedores pelearan hasta que uno resultara vencedor, pero eso requiere mucha concentración y, la verdad, con alguien roncando al lado es imposible conectar los chakras.

Además, estrictamente hablando, una patada voladora en la nuca tampoco sería aceptable porque la nuca no participa en el ronquido; para ser justos debería ser más bien una batalla entre ambos sistemas respiratorios, tráquea contra tráquea. Es decir, que no hay que salir del cuerpo sino de la garganta y que ésta empiece una bronca con la garganta vecina (el motivo, como en toda comunidad vecinal, sería el volumen de la música).

Todo esto requiere entrenamiento y puede que no estéis por la labor. Es complejo, lo sé. Así que si lo que queréis es enviar un mensaje sutil al durmiente lo más fácil es adquirir un Guante de boxeo anti-ronquidos. Dependiendo del nivel de afecto de la pareja el golpe será una leve caricia o un K.O. directo. En cualquier caso, el culpable despertará y os verá con un palo, un guante de boxeo y los ojos rojos por la falta de sueño, así que dejará de roncar simplemente porque no podrá dormir. El miedo, como siempre, es el arma más eficaz.