Braguitas Ouija. Para los espíritus presentes

1
268

Posiblemente la visión de un tipo haciendo preguntas a su novia con un vaso sobre las braguitas no sea lo más sugerente que a uno se le pueda ocurrir. Pero también depende de las preguntas y, sobre todo, de las respuestas. Si a la pregunta inicial de «¿hay algún espíritu presente?» no le sigue una respuesta visible, sabemos que el tema va a ser un poco necrofílico; no va a poner mucho de su parte.

Si, en cambio, resulta haber un espíritu presente, hay que investigar. Hay que seguir preguntando. Puede ser uno de esos espíritus que quedan anclados en el mundo porque se han dejado cosas a medias (ser arrollado por un tren antes de decir a su hija cuánto la amaba o sufrir un infarto en mitad de un crucigrama, por ejemplo). Quién sabe, puede ser una alquimista del siglo XIV que no consiguió grandes resultados en su campo pero inventó una versión primitiva del Monopoly.

Lo que quiero decir es que uno nunca sabe quién va a estar dentro de esas bragas. Lo que te convierte en infiel aunque estés con tu chica. De hecho, puede darse el caso de que te pida explicaciones por la mañana y te acuse de adulterio, lo que sería rigurosamente cierto.

Visto en Who killed Bambi?

1 Comentario

Comments are closed.