AT-ST a tamaño real. No es funcional, pero impone

2
249

Vale: el AT-AT es el gran protagonista en cuanto a máquinas imperiales se supone. Su hermano pequeño, el AT-ST, siempre es injustamente olvidado. Quizás no tenga el encanto del primero, pero como transporte urbano sigue siendo mejor que una scooter.

Su precio supera los 10.000 euros con holgura, lo que puede parecer algo prohibitivo a primera vista. No. El AT-ST es una inversión: su mera visión anima y alimenta el espíritu, así que es el sustituto perfecto del desayuno (el espíritu sólo existe por la mañana, antes de ir al trabajo. Luego se diluye). Despertar por la mañana, salir al jardín y verlo nos puede ahorrar mucho dinero.

Según mis cálculos, un desayuno casero estándar (dos cafés con leche, dos tostadas de aceite y sal, dos cigarrillos y un «la vida es un asco» susurrado frente al espejo) supone un gasto de más de 1 euro diario. Así que en menos de 28 años habremos recuperado la inversión y empezaremos a ganarle dinero. Siempre y cuando no nos demos de alta como autónomos, claro. Esto tiene que ser un poco clandestino para que funcione. Como cualquier negocio, vamos.

Visto en Geekosystem

2 Comentarios

Comments are closed.