Reloj de pared Facehugger

0
43

Hay que reconocer que los facehuggers son adorables como mascotas y como complemento facial. Siempre suman, nunca restan. Si añadimos que son capaces, como en este caso, de darte la hora, no sólo pasan al círculo más íntimo de amistades imaginarias (donde normalmente estás tú con tus superhéroes favoritos y algún anónimo que también lleva mallas) sino que se convierte en un elemento imprescindible de todo hogar que aspire a la grandeza y a los abrazos sin motivo, que son símbolo de un ambiente cuanto menos envidiable.

Este reloj en particular es una pieza única hecha a mano por Chris Edwards, que lo vende por 238 euros: una cantidad irrisoria de dinero ya que los abrazos, dados en el momento adecuado, superan todo valor físico. Así que considerando que un facehugger vive para abrazar y es su único objetivo, esto es una ganga.

Visto en Geeknative