Mirror 180: que corra el aire

0
111

En la vida en pareja es difícil delimitar espacios para seguir teniendo una cierta independencia, aunque sea precisamente esa independencia la que llama al amor y la que se quiere compartir. De hecho, compartir y disfrutar de esa independencia ya es algo difícil cuando uno vive en soledad porque debe distribuirla por todo su ser y dejar a todas las partes satisfechas; con una persona al lado ese esfuerzo se dobla y además pasa a ser recíproco, así que uno da parte de su independencia y recibe la independencia de otra persona. Es algo muy confuso. Y, además, hay independencias que son una mierda y que sólo se descubren en el bidé tras siete años de relación.

El Mirror 180 marca una clara delimitación en el aseo. Así, el miembro masculino de la pareja puede conservar su espacio personal afeitándose y el femenino hacer lo propio maquillándose. O viceversa.

Esto no supone un gran avance en cuanto a terapias de pareja supone, pero sí es cierto que todo empieza por pequeños gestos. De hecho, el 98% de las relaciones humanas empiezan con un saludo; el 2% restante prefiere empezar con una erección, que es otra forma de saludo menos aceptada en la sociedad pero igualmente válida.

Visto en Coolest Gadgets