Bicicleta con despliegue de plástico de burbujas

2
101

Esto es algo difícil de describir, así que lo mejor es que veáis primero el vídeo y luego entremos en materia:

Bien: ese hombre de ahí se llama Eric Buss y lo que ha hecho es construir una máquina de crear éxtasis mientras se recorren distancias. La bicicleta desenrolla el plástico de burbujas a medida que se pedalea y va formando una alfombra que es a su vez aplastada provocando ese placentero sonido de burbujas reventadas que te hace sonreír como un maníaco.*

Muchos diréis que no es lo mismo; que la gracia del plástico de burbujas es reventarlas con las manos. No importa: saber que cientos de burbujas están siendo vapuleadas al unísono supone más placer del que la mente puede soportar. Llegará el momento en el que la gente nos vea llegar con espuma en la boca pedaleando como si no hubiera un mañana, precedidos de ese sonido de burbujas sometidos y precedidos también de personas atraídas por dicho sonido, que correrán a nuestro encuentro en un final orgiástico. Y si lo hacemos un miércoles, mejor que mejor. Son días muy tontos, la verdad.

* La sonrisa de maníaco también se puede conseguir con el sillín vibrador, aunque tiene otras connotaciones y no se puede compartir.

Visto en Geekosystem

2 Comentarios

  1. No soporto la idea de pensar que la rueda de atrás, la que transmite las imperfecciones del terreno al sillín (y por lo tanto a los cojones), esté pasando por encima de la huella de burbujas reventadas por la rueda delantera. Este Eric (que por cierto está pa montarse en la bici con él) tiene que revisar su invento.

Comments are closed.