Puertas de ciencia ficción. Guarda tus secretos en un lugar seguro

0
558

Hay momentos en la vida que obligan a poner una habitación en cuarentena: un experimento fallido que dio lugar a un monstruo destructor, una madre zombi, un extraterrestre que encontramos en el campo y hay que ocultar al mundo, un sombrero de Guinness de los que regalan el día de San Patricio que demostraría nuestra ebria implicación en una boda nocturna, un hijo que pregunta cómo se hacen los niños o una cigüeña parisina con un paquete para nosotros.

Para esos casos existen los adhesivos para puertas de ciencia ficción. Hay que hacer saber a la gente que no se puede entrar ahí dentro sin autorización y que un terrible secreto aguarda tras ellas. Es una medida de seguridad un tanto precaria, pero si añadimos una mirada amenazadora y un «no quieres saber lo que hay dentro» podremos persuadir a los curiosos. La técnica del ladrillo dentro del calcetín también funciona, aunque es algo más rudimentaria.

Visto en Geeks Are Sexy