Cubilete de camuflaje para oficinistas desordenados

0
173

Los cubiletes de las oficinas enseñan algo más que una selección de bolígrafos: muestran el carácter y algunos rasgos acerca del dueño de la oficina. Bolígrafos mordisqueados pueden significar un ansia incontenible y una autoridad terrible, mientras que una ristra de bolígrafos publicitarios de otras empresas mostrarán cierta dificultad para rascarse el bolsillo y una falta considerable de contactos importantes. Un Plastidecor en el cubilete conlleva una vida familiar agradable; más de uno o la mezcla de Plastidecor y ceras Manley demuestra una vida familiar dificultosa por la falta de tiempo y cierto desorden emocional como consecuencia.

Ocultar estos rasgos puede ser vital para una reunión de cierta relevancia; por eso el Pooleaf puede ser de mucha ayuda, ya que oculta todos tus bolígrafos bajo una apacible maceta, dotando de armonía el escritorio y dando una pista falsa al tipo con el que te vayas a reunir. Si así y todo la reunión no produce el efecto deseado, ya sabéis que una cabeza de caballo en la cama es algo relativamente barato y que siempre funciona.

Visto en Oh Gizmo!