El sistema digestivo de una vaca explicado de forma elegante

0
277

Es difícil visualizar los procesos digestivos sin tener la sensación de estar siendo engañado. A estas alturas uno ya sabe lo que sucede dentro de su cuerpo, por supuesto, pero es inevitable tener esa primera negación hacia el mundo interno. Uno puede aceptar frustraciones, accesos de furia, justificar una actitud pasivo-depresiva o antisocial, y hacerlo sin pestañear porque todo eso es limpio y, además, siempre le podemos echar la culpa a lo que nos rodea. Qué duda cabe de que ellos están más sucios que nosotros.

Pero indagar dentro del cuerpo es algo completamente diferente: sabernos reducidos a meros procesos más o menos mecánicos y más o menos repugnantes puede vapulear la autoestima de cualquiera. En otras palabras, y para que quede claro, da cosica.

Por eso esta máquina de Rude Goldberg creada por Nova Jiang aclara mucho las cosas, por lo menos en lo que a vacas se refiere. Una pelotita correteando entre maderas es algo que cualquiera puede asumir y, de hecho, explicaría que uno engorde cuando llueve. En caso de que uno engordara cuando lloviera, lo que parece improbable.

Visto en The Presurfer