Implantes de silicona Hello Kitty

1
480

Esto es maravilloso.

Un pecho femenino es venerable en sí mismo, posee sabiduría, sabe contornearse para seducir y conseguir lo que quiere, tiene una autonomía mitológica asociada y, lo mejor, un pezón. Pero si a todo eso le añadimos que puede tener la forma de Hello Kitty llegaremos a los límites de nuestra cordura con tan sólo imaginarlo.

La cuestión a plantearse sería si un pecho pierde su poder cuando deja de tener forma de pecho y pasa a ser la cara de un gato. ¿Podemos ser tan superficiales? Porque una teta es una teta y lo atractivo de una teta es el todo que forma la teta, la idea de teta, el concepto. Y el pezón.

Pero tristemente todo esto son sólo elucubraciones, ya que lo que veis en las fotografías no son implantes sino jabones de Hello Kitty. Parece que ha habido una ligera confusión en la red acerca del tema. Es bastante probable que el título del post sea mentira y cuente como desinformación y yo me merezca dar un paso más hacia el cadalso, pero así y todo creo que merece la pena reflexionar acerca de tetas con forma de gato, porque estoy seguro de que en algún momento futuro nos veremos en la tesitura de tener que enfrentarnos a ellas. Hay que estar preparado.

Visto en Gizmodiva

1 Comentario

Comments are closed.